viernes, 21 de octubre de 2011

Brownie con chocolate y queso




Creo haber comentado alguna que otra vez,que no soy muy fan del brownie... y no sé por qué,a mí me encanta el chocolate,y comer un postre calentito es algo que me encanta.Nunca dejo que un bizcocho o una tarta se enfríe completamente sin probarla antes,y casi me atrevo a decir que me gusta más así que comer un postre frío. Creo que al comer un bizcocho calentito o templado se disfruta más de su sabor y el aroma que desprende. Obviamente en pleno agosto no me voy a comer un muffin recién salido del horno.....¿..o si? Bueno,el caso es que excepto las tartas frías y heladas,los demás postres los como templados,sobre todo si hace frío!


Es algo cuestión de gustos me imagino,aunque cuando era pequeña solía oir que no hay que comer los bizcochos recién salidos del horno porque podía doler el estómago.
Con los años me di cuenta que quien dijo eso,o no había cocinado en su vida,o se aburría terriblemente 


Pero vayamos al grano. Como decía antes,no soy muy fan del brownie,aunque sí reconozco que también depende del brownie que sea,quién lo haga,y cómo. Recuerdo ir al Burger King con mi hermana y mis sobrinas,y después de cenar era sagrado pedir el brownie con helado . Y yo las veía ahí comer felices su brownie calentito con helado de nata en pleno diciembre,mientras yo me preguntaba por qué no tendrían también tarta de manzana caliente con lo que a mí me gusta! Aquel brownie tenía buena pinta,pero cuando probaba un poco se me quitaban las ganas de seguir comiéndolo...así que yo las dejaba ahí tan contentas con su brownie con helado y yo me quedaba con las ganas de postre.


Pero el brownie que hice el sábado pasado.....ah,ese si que me gustó!!! Como me suele pasar,los fines de semana a media tarde necesito comer algo dulce,y este sábado fue algo exagerado. Me apetecía algo con chocolate y calentito,así que me decidí a hacer uno. Creo que el truco para hacer un  buen brownie es utilizar un chocolate de muy buena calidad,de sabor intenso y con un puntito amargo. Y como tengo ahí una tableta de chocolate de un kilo que me regaló mi madre hace un tiempo, y varias tarrinas de queso Philadelphia ,aproveché la ocasión! 


El chocolate junto con el queso,hacen una combinación maravillosa, tenéis que probarlo!


Ingredientes :
100g de chocolate
110g de mantequilla a temperatura ambiente
120g de azúcar glass
60g de harina
Nueces picaditas
Chocolate picado
3 huevos
200g de queso tipo Philadelphia
40g de azúcar


Elaboración:
Ponemos  el chocolate al baño maría,y mientras de derrite,en un bol echamos la mantequilla a temperatura ambiente. La removemos bien hasta que quede cremosa,y a continuación echamos 2  huevos. Batimos con la batidora,y cuando esté bien mezclado,echaremos el chocolate derretido,removiendo al mismo tiempo.
En un bol aparte, tamizamos la harina,y echamos el azúcar,y lo vamos echando poco a poco al otro bol que contiene el chocolate,mientras mezclamos.En este paso añadiremos las nueces y el chocolate picado.
Echamos la masa en nuestro molde correspondiente y lo dejamos ahí,mientras ahora hacemos la crema de queso.


Muy sencillo! Sólo tenemos que mezclar un huevo huevo,el azúcar y el queso con la batidora,y procurar que estén los ingredientes bien mezclados. En definitiva,que quede muy cremoso. Una vez hecho,volcamos el queso sobre el brownie,y con un tenedor removemos un poco para que el brownie y el queso se mezclen (pero no demasiado)


Metemos en el horno a 170ºC aproximadamente,hasta que veamos que la masa haya cuajado y esté hecha. No hay que hacerla excesivamente,ya que la gracia del brownie reside en su masa,poquito hecha.


Una vez fuera del horno,partimos a cuadraditos,y....a comer un trocito antes de que se enfríe!


*A quien no le guste el queso,puede omitir ese paso,quedándose sólo con los ingredientes del brownie







sábado, 15 de octubre de 2011

Cupcakes de chocolate y vainilla

Cupcakes!.... esos deliciosos pasteles que no sólo entran por el estómago,si no por la vista. De mil sabores, frostings, y toppings ,todos diferentes y con algo en común: Cando comes uno,acabas comiendo otro....y otro!
Reconozco que me gusta más cocinar que comerme los pasteles,pero....cuando hice la primera tanda de cupcakes y le puse el frosting,me dije..." Voy a probar uno,a ver que tal..." ....Ah,el resultado fue espectacular,estaba riqúisimo! Con un intenso sabor a chocolate,como debe ser,aunque....no pude probar los de vainilla y fresa porque volaron como pajarillos 


Para los cupcakes de chocolate:
175g de harina
50g de cacao en polvo
200g de azúcar
180 ml de yogur  natural (sin azúcar)
2 huevos
95g de mantequilla
1 cucharadita de levadura
1/2 cucaharadita de bicarbonato
95g de chocolate de buena calidad
Un puñadito de almendras picadas


Frosting: (Esto lo calculé un poco a ojo.Yo usé una tarrina entera de queso,pero si os falta crema,siempre podeis añadir más a la mezcla.)
1 Tarrina de queso tipo Philadelphia
Azúcar glass (A gusto de cada uno. A mi me gusta que no esté demasiado dulce)
Perlas de azúcar y chocolate para decorar
Para los cupcakes de vainilla y fresa:
175g de harina
200g de azúcar
180ml de yogur natural (sin azúcar)
2 huevos
95g de mantequilla
1 cucharadita de levadura
1/2 cucharadita de bicarbonato
Esencia de vainilla
Mermelada de fresa


Frosting:
1 tarrina de queso tipo philadelphia
Azúcar glass
Unas gotitas de esencia de frambuesa
Colorante en gel
Perlas de azúcar


Elaboración:


La elaboración es la misma para los dos tipos de cupcakes.


En un bol,echamos los ingredientes secos: la harina tamizada,la levadura,el bicarbonato,el azúcar ( y para los de chocolate,también el cacao en polvo).


En otro bol,echamos ahora los ingredientes húmedos: los huevos,la mantequilla,el yogur ( Y la esencia de vainilla para los cupcakes de vainilla)


Ahora sólo hay que ir echando la masa líquida al bol donde teníamos la harina,y remover muy bien hasta que todos los ingredientes estén bien ligados. Para los cupcakes de chocolate,además añadiremos a la mezcla el chocolate troceado y las almendras picaditas. 
Removemos de nuevo,y vamos echando la masa en los moldes correspondientes( y en los cupcakes de vainilla,despues de echar la masa pondremos encima una cucharadita de mermelada de fresa)


Horneamos a 180ºC,hasta que al clavarles un pincho veamos que sale limpio,y dejamos de enfriar antes de ponerles el frosting


Para hacer el frosting,debemos mezclar el queso y el azúcar,y para los cupcaks de vainilla,además echaremos un par de gotitas de esencia de vainilla,y colorante rosa. Removemos muy bien,y lo guardaremos en el frigorífico durante media hora. Después,ya estará listo para extender sobre los cupcakes: Frosting rosa para los cupcakes de vainilla y fresa,y frosting blanco para los cupcakes de chocolate (aunque si queremos darle un toque de color,podemos echarle un poco de cacao en polvo)


Decoramos con perlitas blancas de azúcar,y chocolate picado ♥ ♥ 




No hace falta decir los riquísimos que están! Un delicado pastelito para nuestros días más golosos 

viernes, 7 de octubre de 2011

Cheesecake & Raspberry






Hola de nuevo a todos!
Se fue el verano....llegó el otoño, ¡y junto a él regreso yo! Con más recetitas,por supuesto!
En estos meses de vacaciones, he tenido tiempo de cocinar alguna que otra cosilla,pero desgraciadamente no he podido actualizar el blog. Me dí un pequeño descanso,y ahora he vuelto con muchas cositas de mostrar.


¿Empezamos?


Sí....con algo clásico. Una tarta de queso y frambuesa, riquísima, para comer muy fresquita,acompañada de una bola de helado de vainilla  
Lo cierto es que mirando por internet,uno puede encontrarse con un sinfín de tipos de tarta de queso,desde las mas fáciles de hacer a las más elaboradas,con un toque de naranja,de limón,con nueces,con arándanos,cerezas.... A mí,lo cierto es que me gustan todas,pero sobre todo la tarta de queso con cerezas. Hoy no traigo esa receta precisamente,pero como también me fascinan las frambuesas,decidí hacerla con mermelada de frambuesa.


Creo que soy bastante pesada con la frambuesa....pero no lo puedo evitar. Hace tiempo reconocí abiertamente que soy adicta a todo lo que lleve limón, así que es un buen momento para decir lo mismo sobre la frambuesa.


No tengo remedio (:


Para la base:
280 g de harina
200 g de azúcar
1 huevo
100 g de mantequilla (mejor que usar margarina)
ralladura de una naranja



Para el relleno:
3 huevos 
650g de crema de queso
400 ml de nata
200 g de leche condensada
ralladura de limón


Para la cobertura:
Mermelada de frambuesa


Elaboración:
Muy sencillo. Para hacer la base,sólo tenemos que mezclar todos los ingredientes,y amasarla con las manos hasta obtener una pasta consistente. Una vez hecha,sólo tenemos que extenderla cuidadosamente en el molde que queramos,y la metemos en el horno previamente calentado a 180º. Mantendremos en el horno hasta que la masa esté hecha.


Aviso:
Según el molde que utilicéis,puede que os sobre masa de la base. Esto es un poco a gusto de cada uno, porque a mí me gusta que la tarta de queso tenga una masa compacta y más bien gordita, así que utilicé toda la masa. Si la preferís más fina, utilizad la que queráis,y lo que os sobre podéis congelarla sin ningún problema. 


Mientras se hace la masa,haremos el relleno. Lo primero es batir los huevos,y cuando estén bien batidos y espumosos añadimos  la leche condensada,la ralladura de limón,el queso y la nata. Vamos batiendo hasta que esté todo bien mezclado. Creo recordar que no salió un relleno muy dulce, pero como la base lo es bastante y además hay que ponerle la cobertura,creo que mejor así a que quede demasiado empalagosa.
A continuación,echamos el relleno sobre la masa ya cocinada,y metemos en el horno el molde.


Esta tarta ,tarda un poquito en hacerse porque no hay que poner el horno demasiado fuerte,para evitar que la masa ya horneada se nos queme.


Después de paciencia,haber sacado la tarta del horno y cuando no esté muy caliente,echaremos por encima la mermelada previamente calentada para que nos resulte más fácil extenderla.


Y ya esta! Sólo debemos esperar a que la mermelada cuaje un poco,y ya podemos disfrutar de esta deliciosa tarta  








¿Os apetece un trocito? (: