lunes, 7 de noviembre de 2011

Panacotta con vainilla


La verdad es que conocía este postre desde hace mil años (exagerando un poco), pero nunca había tenido la oportunidad de probarlo y tampoco es que me llamase mucho la atención.
Hasta que un buen día,de esos que una sale a comer por ahí,tuve la ocasión perfecta de degustarlo .Fue entonces es cuando me pregunté que dónde se había metido este postre toda mi vida. Bueno,miento.....la verdad que la primera cucharada no me hizo gracia,todo sea dicho. Aquella panacotta estaba hecha con leche de cabra,y a mí esa leche pues lo cierto es que no me gusta,pero... después de esa cucharada le di otra oportunidad y comí otra...y otra,y otra. Me estaba gustando! Increíble.
La receta de panacotta de hoy no lleva leche de cabra,pero igualmente está riquísima.

Ingredientes:

1 litro de nata para montar
600ml de leche
3 o 4 cucharadas de azúcar
8 hojas de gelatina
Vainilla en polvo

Elaboración:


Ponemos una olla a fuego medio junto con la nata,la leche,el azúcar y la vainila en polvo. Removemos de vez en cuando para que el azúcar no se pegue al fondo. Mientras,ponemos a hidratar la gelatina en un bol con agua,y una vez que la leche y la nata comiencen a hervir,la apartamos del fuego y echamos las hojas de gelatina.Movemos para que la gelatina se deshaga.

El paso que viene a continuación,es bastante importante si queremos que el aspecto y la textura de la Panacota sea el adecuado.

Una vez que la gelatina se ha mezclado con la leche,debemos dejarla en la olla,moviendo de vez en cuando,hasta que la mezcla esté templada y veamos que va cuajando. Si inmediatamente de haber preparado la Panacotta la vertiésemos en los vasitos o moldes  y los metiésemos en el frigorífico,una vez que hubiese cuajado apreciaríamos dos fases en la Panacotta. Una muy cremosa,y la otra bastante gelatinosa. Por eso es importante ir removiendo de vez en cuando la Panacotta en la olla,para que la gelatina y la nata se mezclen homogéneamente,y no haya "división" de fases. Cuando veamos que está espesando,esto ya no ocurrirá,y podemos repartirla en los moldes que queramos.

La elaboración es bastante sencilla como podéis ver,incluso se puede hacer con la mitad de los ingredientes (Medio litro de nata,300ml de leche,azúcar al gusto,4 hojas de gelatina,y la vainilla) También se le puede echar cacao en polvo,para tener nuestra versión en chocolate.

Una vez que haya cuajado,desmoldamos y decoramos con miel,mermelada,frutos secos,frutos rojos...