domingo, 11 de marzo de 2012

Waffles!



El primer gofre que probé en mi vida,fue en un puesto que pusieron en la Expo 92 de Sevilla. !Menudo dato curioso!
Me supo a gloria bendita,aquella masa tan doradita,con chocolate caliente por encima.... y desde entonces,no he dejado de comerlos. No es que los coma masivamente,que ya me gustaría...(:

Y como están tan buenos,un día me dije que por qué no comprarme una gofrera. Así comería gofres cuando me diese la gana y además caseros, ¡que los envasados tienen muchas porquerías!
Ya habrán pasado más de 7 años desde aquel pensamiento,y reconozco que me compré la gofrera hace dos semanas solamente. Me costó a penas 15 euros,y aunque no sea nada del otro mundo,yo soy feliz.

Respecto a la receta,bueno,eso ya es otra historia. Por internet hay muchísimos tipos de recetas...con levadura fresca,con levadura de panadero,con levadura química,con manzana,con aceite....
Yo buscaba la receta tradicional de gofres Belgas de toda la vida,pero entre tanta receta al final me hice un lío y me quedé con esta. El resultado es buenísimo,tanto que he apuntado la recetita para hacerla la próxima vez que tenga antojo de gofre.

He de decir que sí es cierto que lo ideal sería hacer los gofres con azúcar perlado. La gracia del gofre reside en ese azúcar que te vas encontrando a medida que lo vas comiendo,y que está crujiente y tan rico. Yo como no sé dónde comprarlo y tengo entendido que es poco caro,lo sustituyo por azúcar moreno de muy buena calidad.

Ingredientes:
155g de harina
140g de azúcar moreno
120g de mantequilla derretida
2 huevos
1 cucharadita de levadura química
1 cucharadita de esencia de vainilla
1 cucharadita de ron ( yo utilicé ron miel)

Elaboración:
Tamizamos primero la levadura junto con la harina,y añadimos el azúcar. En otro recipiente batimos los huevos hasta que queden muy espumosos,y despues echamos la mantequilla derretida,la esencia de vainilla y la cucharadiata de ron,y mezclamos bien.
Volcamos poco a poco la harina,la levadura y el azúcar al recipiente donde teníamos los huevos con la mantequilla,y removemos durante unos minutos hasta que todo esté bien mezclado

Ya sólo queda encender la gofrera y ajustar la temperatura según como lo queramos de dorados. Echamos varias cucharadas de masa en cada parte de la gofrera ,tapamos y esperamos 3 o 4 minutos. Mi consejo es que no lo hagáis demasiado,porque si no una vez que se enfrien los gofres quedarn un poco duros.

Se comen calentitos con los siropes que queráis o con azúcar glass.También estarán riquísimos si añadís a la masa pepitas de chocolate.

Buen provecho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada